¿Cómo saber si los niños(as) están presenciando situaciones de violencia en el hogar?

Los niños(as) y los (las) adolescentes necesitan que sus padres les brinden un hogar seguro y cariñoso en el cual puedan desarrollarse, aprender y jugar. Sin embargo, cuando un niño(a) ve, escucha o sabe que uno de los padres lastima al otro, se pone en peligro la seguridad que normalmente se encuentra en el hogar. A menudo los padres creen que los hijos no se enteran de las situaciones de abuso y de violencia que ocurren. Pero los niños(as) están más conscientes sobre lo que sucede de lo que nosotros pensamos. Puede que escuchen o vean la situación atemorizante cuando sucede. Otras veces saben que algo malo ocurrió porque ven la preocupación reflejada en el rostro de la madre, las lesiones en su cuerpo, y/o las cosas revueltas o rotas en la casa.


Cuando no se habla sobre el abuso, los niños formulan sus propias explicaciones tales como:

  • El abuso es algo normal y está bien
  • La violencia es una forma aceptable de resolver los problemas
  • Los hombres tienen derecho a controlar a las mujeres
  • Los demás tienen derecho a maltratarme
  • Nada me brinda seguridad


Lo que ven puede afectarles de por vida.

Los niños(as) de todas las edades, incluso los/las bebés, pueden verse afectados al ver o al escuchar situaciones de maltrato. A continuación enumeramos algunos síntomas que pueden manifestarse cuando los niños(as) y los adolescentes presencian abuso intrafamiliar.