Press "Esc" to Quick Escape

A new tab will open and this page will redirect to Google.
X

transparent

 

English

 

transparent

Cómo podemos ayudar a que los niños(as) sanen emocionalmente

Hay cosas que usted puede hacer para ayudar a que los niños(as) que forman parte de su vida sanen emocionalmente. Recuerde que los niños(as) interpretan la violencia de forma distinta. A veces resulta difícil escuchar el sufrimiento del niño(a), pero hablar lo ayuda a sanar. Quizás la única forma que el niño(a) conoce para expresarle a usted que necesita ayuda es a través de acciones.

Lo más importante para un niño(a) que ha presenciado maltrato es contar con una relación positiva con el padre no maltratador. Eso significa que dicho padre:

  • Preste atención a los sentimientos del niño(a) y a sus experiencias sobre el maltrato
  • Hable con el niño(a) acerca del maltrato
  • Esté emocionalmente disponible y presente para el niño(a)
  • Brinde amor y apoyo constantemente
  • Cree una rutina, estabilidad y seguridad en el hogar
  • Busque ayuda para sus propias necesidades emocionales y físicas con el fin de superar el maltrato. Ésto puede incluir la asistencia a terapia.

El contar con relaciones afectivas saludables con otros adultos de confianza también puede ayudar al niño(a).

Cuando Hable Con el Niño

Cuando hable con el niño(a):

  • Déle permiso para contar su relato
  • Preste mucha atención a cómo el niño(a) interpreta lo que ocurrió
  • Ofrezca explicaciones claras y sencillas sobre situaciones atemorizantes
  • Tenga paciencia si el niño(a) está fingiendo
  • Implemente normas y rutinas para que el niño(a) pueda predecir qué va a pasar a continuación
  • Desarrolle la autoestima del niño(a) recordándole que es adorable, competente e importante
  • Permita que el niño(a) lo vea resolver problemas de formas no violentas
  • Fomente los juegos y las actividades creativas y no violentas
Recuerde, Si el Niño(a)...

 

 Si el niño(a) siente...  Ayúdelo a...
Miedo, falta de control o de seguridad. Diseñar un plan de seguridad, como por ejemplo dirigirse a la casa de un vecino.

Encontrar áreas de su vida en las que pueda hacer planes y tomar decisiones.

Crear rutinas diarias que le brinden una sensación de control.

Enfado contra el padre maltratador. Aprender a expresar el enfado en formas que no lo dañen ni a él, ni a los demás, ni a cosas materiales.
Enfado y amor hacia el maltratador.

Culpabilidad por ambos sentimientos.

Comprender que es normal sentir ambas cosas. Que no es una mala persona por querer al maltratador. Que puede quererlo, pero no al comportamiento abusivo.
Pérdida de uno de los padres debido a una separación; pérdida de la seguridad en el hogar. Desarrollar un sistema de apoyo conformado por parientes cercanos y amigos fuera del hogar.
Culpabilidad o responsabilidad por ocasionar la violencia o por no poder detenerla. Comprender que jamás es su culpa y que se trata de un problema que los adultos deben resolver.